Prostatitis crónica en hombres: signos clínicos, métodos de tratamiento y prevención.

Una de las enfermedades más comunes en los hombres es la prostatitis crónica. Este diagnóstico significa inflamación de la glándula prostática, que tiene un carácter duradero. En la mayoría de los casos, la patología se caracteriza por la ausencia de síntomas dolorosos pronunciados. Los signos de prostatitis aparecen solo en los momentos de su exacerbación. Para identificar la enfermedad, es necesario someterse a un examen completo en la clínica. Después de eso, el médico ofrece un curso de tratamiento individualizado que ayuda a mantener la enfermedad en remisión.

Causas y factores de riesgo

depresión como causa de prostatitis crónica

Los estados depresivos prolongados son uno de los factores del inicio de la enfermedad.

¿Qué es la prostatitis crónica? Muchos hombres que no tienen la suerte de afrontar este diagnóstico lo saben de primera mano. Varios factores conducen a su desarrollo, que afectan negativamente el trabajo de la glándula prostática y otros órganos internos

La prostatitis crónica es causada por las siguientes causas:

  1. Infecciones de transmisión sexual. Estamos hablando del virus del herpes, enfermedades fúngicas, gonococos, Trichomonas y otras patologías similares que perturban el funcionamiento del sistema genitourinario.
  2. Lleva un estilo de vida sedentario.
  3. Abstinencia sexual prolongada y coitus interruptus frecuente.
  4. Hipotermia frecuente.
  5. Circulación sanguínea lenta en los órganos pélvicos.
  6. Experiencia prolongada de situaciones estresantes y depresión.
  7. Inmunidad debilitada.

Mientras más factores negativos afecten al cuerpo de un hombre, mayores serán sus posibilidades de saber por experiencia personal cuán desagradable es la prostatitis crónica. Además, en el transcurso de su desarrollo, pueden aparecer consecuencias negativas, que conducirán a un deterioro aún mayor en la salud del paciente.

Lo mejor para todo hombre es evitar correr riesgos. Esto requiere profilaxis de la prostatitis y tratamiento oportuno de patologías inflamatorias y de otro tipo.

Clasificación

Los médicos afirman que podemos curar cualquiera de los tipos existentes de inflamación crónica de la próstata. Existe toda una clasificación de esta enfermedad. Basado en esto, ocurre prostatitis:

  1. Bacteriana crónica.Se acompaña de síntomas característicos de una enfermedad como la prostatitis. La patología está determinada por el aumento del contenido de microorganismos patógenos en la orina y la secreción de la próstata.
  2. Abacteriano crónico (CABP).Este tipo de prostatitis es consecuencia de una inflamación bacteriana avanzada en la próstata. Un hombre con este diagnóstico puede sufrir dolor al orinar o eyacular y todo tipo de molestias.
  3. Congestión crónica.También se llama prostatitis congestiva. La circulación lenta de fluidos biológicos en el área pélvica conduce al desarrollo de patología.
  4. Inflamatorio asintomático.Los síntomas de este tipo de prostatitis crónica en los hombres están completamente ausentes. La persona está enferma y ni siquiera lo sabe. Como regla general, esta patología se descubre por accidente durante los diagnósticos de rutina.

El tipo abacteriano crónico de la enfermedad se encuentra con mayor frecuencia en los hombres. La prostatitis de otro tipo es significativamente inferior a él en términos porcentuales.

Síntomas

signos y síntomas de prostatitis crónica en hombres

La patología se acompaña de un aumento de la sudoración y escalofríos.

La prostatitis bacteriana y no bacteriana crónica tiene síntomas que no le permiten a una persona comprender de inmediato qué le pasa.

Lo primero que empieza a sufrir el sistema nervioso. Debido a esto, el paciente se vuelve más irritable y apático. Se queja de fatiga constante y falta de sueño.

Es necesario prestar atención incluso a los cambios menores en el bienestar para peor, ya que pueden indicar el desarrollo de una enfermedad como la prostatitis bacteriana crónica o no infecciosa.

La prostatitis crónica periódica, que requiere tratamiento inmediato, puede ir acompañada de los siguientes síntomas dolorosos:

  • dolor leve que puede irradiarse a la ingle, el perineo y el ano;
  • necesidad frecuente de ir al baño, incluso si el hombre bebe una pequeña cantidad de líquido;
  • malestar en la cabeza del pene y escroto;
  • micción dolorosa al principio y al final del proceso fisiológico;
  • sudoración y temblores;
  • una pequeña cantidad de secreción del pene.

La mayor influencia de la prostatitis crónica bacteriana y no infecciosa tiene sobre la función sexual. Debido a la progresión del proceso patológico, la erección de un hombre empeora, se produce la eyaculación precoz o retrasada y aparece un malestar intenso durante la intimidad.

Es difícil para un paciente comprender de forma independiente qué es exactamente lo que la prostatitis en los hombres conduce a la aparición de esta sintomatología. Para asegurarse de esto, primero debe comunicarse con un especialista competente y someterse a un examen completo en su dirección.

Posibles complicaciones

La prostatitis crónica a menudo conduce a complicaciones graves que rápidamente se hacen sentir. Debido a esto, los hombres se preguntan cada vez más sobre si la enfermedad se puede curar por completo o no para prevenir tal desarrollo de eventos.

La prostatitis crónica se caracteriza por un curso ondulado. Mientras la remisión está en curso, la enfermedad no se desarrolla, lo que significa que el paciente no se ve amenazado por consecuencias negativas. Debe comenzar a preocuparse por esto en caso de una exacerbación de la patología.

Si una persona no está tratando de averiguar cómo se puede curar la prostatitis crónica, entonces debe prepararse para la aparición de complicaciones graves. El proceso inflamatorio en la glándula prostática ciertamente conducirá a la infección de otros órganos del sistema genitourinario. Como resultado, una persona comienza a sufrir cistitis o pielonefritis. No se excluye la inflamación de los testículos y sus apéndices. En ausencia de una terapia adecuada, estas condiciones conducen a la infertilidad.

Diagnóstico

métodos para diagnosticar la prostatitis crónica en hombres

El análisis de PCR eliminará las infecciones de transmisión sexual.

Para comprender si es posible o no curar el tipo crónico de prostatitis para siempre, es necesario en primer lugar diagnosticar al paciente. Sus resultados permiten al urólogo evaluar la condición actual del paciente y elegir el curso de terapia más óptimo para él.

El examen inicial de un paciente sospechoso de tener prostatitis bacteriana o no infecciosa crónica consiste en un historial de la enfermedad y un examen externo de los órganos íntimos de un hombre. Durante el diagnóstico, el médico presta atención a la presencia de erupciones dolorosas, secreciones y otras manifestaciones no saludables. Además, se determina el nivel de dolor en la glándula prostática.

El diagnóstico de prostatitis crónica consta de las siguientes actividades de investigación:

  • Ultrasonido (TRUS).El examen de ultrasonido permite a un especialista evaluar los cambios patológicos en términos de datos estructurales y funcionales del órgano;
  • Análisis de orina y secreciones.Los diagnósticos de laboratorio detectan la presencia de patógenos en los fluidos biológicos que pueden causar prostatitis;
  • Análisis de PCR.El método de investigación está destinado a identificar patógenos de enfermedades de transmisión sexual en el cuerpo de un hombre;
  • Espermograma.El diagnóstico está diseñado para estudiar la calidad del semen;
  • Estudios urodinámicos.Revelan el grado de trastorno de la micción y sus causas;
  • Análisis de PSA.Se utiliza para excluir el desarrollo de un tumor canceroso o hiperplasia benigna en un paciente.

El diagnóstico diferencial es obligatorio. Permite distinguir la prostatitis crónica de otras afecciones patológicas que tienen síntomas y signos similares. Pero necesitan un tratamiento completamente diferente.

En el proceso de diagnóstico diferencial, es posible distinguir la prostatitis de enfermedades como estenosis de la vejiga, alteración del sistema detrusor-esfínter, disfunción de la vejiga, síndrome de dolor regional, adenoma de próstata, cistitis y patologías rectales.

Sanación

Para cada paciente, se selecciona un régimen de tratamiento individualmente, lo que le permite deshacerse de la prostatitis crónica.

La terapia para una enfermedad crónica lleva mucho tiempo. Para lograr la remisión, el paciente debe tomar los medicamentos de manera oportuna y someterse a los procedimientos de fisioterapia prescritos por el urólogo.

Los hombres que también están interesados en el embarazo de su pareja deben tomar el tratamiento de una enfermedad como la prostatitis crónica con especial gravedad. Sin una terapia adecuada, pueden verse privados de la oportunidad de tener sus propios hijos.

Terapia con medicamentos

Para hacer frente a los síntomas de la prostatitis, es necesario someterse a un curso de medicación. El médico selecciona toda una gama de medicamentos contra los síntomas de malestar que aparecen. Como regla general, unos días después del inicio de la toma del medicamento, las manifestaciones de la patología se reducen significativamente. En el futuro, los síntomas dolorosos no aparecen con tanta frecuencia si el paciente no viola el régimen de terapia.

Antibióticos

Los medicamentos antibacterianos suelen ser la base del tratamiento que se ofrece a los hombres con prostatitis.

El tratamiento de la prostatitis bacteriana crónica en los hombres incluye necesariamente la toma de un antibiótico. Sin él, no será posible suprimir la actividad y una mayor propagación de la microflora dolorosa. El médico tratante es responsable de la selección de un fármaco potente. La elección del medicamento depende directamente de los resultados de la prueba, que muestran el tipo de agente infeccioso.

Las fluoroquinolonas se recetan para la prostatitis. Se ocupan eficazmente de colonias enteras de patógenos. Los medicamentos de este grupo tienen demanda en pacientes con un curso crónico de la enfermedad. No se asignan solo si la patología fue causada por patógenos de la tuberculosis.

Medicamentos antiinflamatorios no esteroides

Estos medicamentos se consideran más seguros para los humanos que los antibióticos. Ayudan a hacer frente al síndrome de dolor severo, reducen la temperatura corporal y resuelven el problema del malestar general.

A pesar de la relativa seguridad de los medicamentos que pertenecen al grupo de los antiinflamatorios no esteroides, está prohibido tomarlos sin el permiso de un médico. De lo contrario, el paciente esperará consecuencias desagradables que complicarán el curso de la prostatitis crónica.

Bloqueadores alfa

Estos medicamentos son recetados únicamente por el médico tratante.

Se recomienda a los pacientes que tomen alfabloqueantes, ya que es bastante difícil tratar la prostatitis crónica sin ellos. Los medicamentos de este grupo ocupan un lugar importante en el régimen terapéutico. Con su ayuda, los pacientes logran hacer frente a los dolorosos síntomas de la patología, que afectan negativamente el estado mental de una persona.

Tomar alfabloqueantes a menudo produce efectos secundarios como somnolencia y debilidad general en el cuerpo. Ésta es una reacción normal que el paciente debe conocer.

Una persona no podrá elegir el medicamento adecuado para sí mismo que pertenezca a este grupo de medicamentos, por lo que se recomienda encarecidamente confiar esta tarea a un especialista competente.

Antidepresivos y vitaminas

Como medicamentos adicionales para la prostatitis, que ayudan a mejorar la condición del paciente y prevenir complicaciones, se utilizan complejos vitamínicos y antidepresivos. Muchos hombres dejaron comentarios positivos sobre ellos, ya que los ayudaron a curar la inflamación de la glándula prostática.

Muchos urólogos practican la prescripción de inyecciones de vitamina con soluciones B5-B12 a hombres con este diagnóstico. Este tratamiento está permitido solo si el paciente no tiene contraindicaciones para los medicamentos. Se toman como una terapia auxiliar, lo que permite saturar el cuerpo del paciente con sustancias útiles que faltan. Pero no se debe esperar un efecto poderoso de ellos.

Supositorios

El tratamiento eficaz de la prostatitis crónica implica el uso de supositorios. Contienen varios componentes que pueden combatir los procesos inflamatorios en la glándula prostática. Pueden contener antibióticos o componentes no hormonales que alivian la condición humana.

La terapia con supositorios de farmacia debe combinarse con medicamentos, ya que es el tratamiento con medicamentos el que da el mejor resultado. Se utilizan otros fármacos para complementar el tratamiento de la prostatitis crónica.

Recetas populares

No solo la medicina farmacéutica ayuda a combatir la prostatitis crónica. Tanto las píldoras medicinales como los remedios caseros pueden reducir la gravedad de sus síntomas dolorosos.

El paciente debe utilizar la medicina tradicional no solo en el tratamiento de la prostatitis, sino también durante la remisión. Gracias a ellos, se minimiza la probabilidad de recurrencia del proceso inflamatorio. También aumentan las posibilidades de un hombre de que su esposa pueda quedar embarazada de él.

Los remedios caseros solo se pueden utilizar en tratamientos complejos. Está prohibido usarlos en caso de exacerbación de la inflamación de la glándula prostática, en presencia de tumores y lesiones infecciosas del cuerpo. Las contraindicaciones también incluyen intolerancia individual a los componentes presentes en la medicina casera.

Existe una gran cantidad de recetas probadas para la medicina alternativa, con la ayuda de las cuales es posible hacer frente a la enfermedad y prevenir su recurrencia. Los mejores son los siguientes:

  1. Semillas de calabaza.Son útiles para todos los hombres, ya que contienen componentes que apoyan el correcto funcionamiento del sistema genitourinario masculino. Este producto se recomienda no solo para la prostatitis, sino también para la impotencia. Para aumentar sus posibilidades de recuperación, debe ingerir 30 g de semillas al día. Primero deben pelarse. Si un hombre no quiere comer el producto en su forma pura, puede agregarlo a varios platos, por ejemplo, ensaladas frescas.
  2. Compota de peras.La bebida más útil se prepara sin azúcar añadido.
  3. Baños con sal marina y hierbas.Se recomienda la recepción del procedimiento de agua 3 veces por semana durante 15 minutos. Para saturar el agua con sustancias útiles, es necesario agregarle sal marina y una decocción a base de plantas medicinales. Al prepararlo, se acostumbra utilizar manzanilla, agujas, caléndula y salvia. La hierba debe prepararse en agua hirviendo, insistir un poco y colar. De esta forma, el caldo se vierte en el baño. Antes de entrar al agua, debe asegurarse de que su temperatura no sea demasiado alta. Con la prostatitis, está prohibido sobrecalentar los genitales.
  4. Jugo y semillas de perejil.Un producto útil puede usarse solo o agregarse a varios platos. Como parte del perejil, contiene muchas sustancias valiosas, en las que el cuerpo debilitado debido a la prostatitis necesita.
  5. Supositorios con propóleo.Otro remedio popular casero. Para obtener velas curativas, debe mezclar manteca de cacao con propóleo. Se deben formar pequeños supositorios a partir de esta masa, que deben almacenarse en el refrigerador. Se utilizan en 1 pieza. antes de la hora de dormir. La vela debe insertarse en el ano.

Un hombre debe comprender que los remedios caseros no pueden curarlo por completo de la inflamación en la glándula prostática. Por lo tanto, está estrictamente prohibido usarlos por separado del tratamiento farmacológico. Es mejor tomar los remedios caseros como complemento del plato principal. También son útiles si el paciente está interesado en la prevención de la exacerbación de la prostatitis crónica.

Masaje de próstata

Masaje de próstata como una forma de tratar la prostatitis crónica.

El masaje de próstata está categóricamente contraindicado en caso de una forma agravada de la enfermedad.

La terapia médica destinada a eliminar la prostatitis crónica se complementa con el masaje de próstata. Este procedimiento de fisioterapia mejora el drenaje de secreciones y la microcirculación en la pelvis. Debido a esto, se mejora la regeneración de tejidos, lo que conduce a una rápida recuperación del paciente.

El masaje de próstata debe ser realizado por un especialista capacitado en su técnica. En algunos casos, se permite el uso de masajeadores. Se pueden usar solo después de familiarizarse con las peculiaridades del procedimiento.

El masaje de próstata está prohibido para los hombres que tienen hemorroides, grietas en el ano o una exacerbación de la prostatitis.

En combinación con medicamentos, el masaje de próstata da buenos resultados.

Métodos de fisioterapia

Los procedimientos de fisioterapia se utilizan como método auxiliar de tratamiento. Aumentan el trofismo de los tejidos prostáticos y activan sus propiedades regenerativas. Para esta enfermedad, los médicos pueden recomendar los siguientes métodos:

  • terapia con láser;
  • electroforesis;
  • fonoforesis ultrasónica;
  • hipertermia transrectal por microondas.

Además, el paciente puede utilizar baños calientes, enemas y envolturas de barro para mejorar el tratamiento.

Tratamiento quirúrgico

Si la terapia con medicamentos no permite hacer frente al curso crónico de la prostatitis, que a menudo se agrava, el médico insistirá en la intervención quirúrgica.

Las cirugías para esta enfermedad son poco frecuentes. Se recetan como último recurso cuando otros métodos de tratamiento no ayudan a un hombre. Para la prostatitis crónica, se realizan los siguientes tipos de cirugía:

  • Prostatectomía.Esto implica la extirpación completa de la glándula prostática inflamada.
  • Resección.Se utiliza cuando es necesario extirpar solo una parte del órgano interno, que es el más afectado por la enfermedad.
  • Circuncisio.Corte circular del prepucio, que le permite curar la forma crónica de prostatitis y prevenir su progresión.
  • Drenaje de abscesos.Durante el procedimiento, se liberan todos los contenidos purulentos del órgano, lo que evita que elimine la inflamación.

El médico mismo decide qué método de terapia quirúrgica es más adecuado para un paciente en particular.

Terapia dietética

comer fruta para la prostatitis crónica

Se recomienda comer muchas frutas para las dolencias.

Los hombres con prostatitis crónica necesitan seguir una dieta. La selección de una dieta especial le permite minimizar la probabilidad de recurrencia de la enfermedad inflamatoria.

Un hombre con prostatitis debe negarse a consumir incluso pequeñas cantidades de bebidas y alimentos que contengan alcohol etílico. El alcohol tiene un efecto perjudicial sobre los conductos de la próstata, lo que empeora los síntomas de la enfermedad.

El paciente debe limitarse a ingerir alimentos grasos, ya que pueden conducir a la formación de placas de colesterol que complican la circulación sanguínea. Están prohibidos los platos picantes y salados, los despojos y las setas. También deben evitarse los frijoles, los refrescos y los productos horneados.

Al compilar un menú para un paciente con prostatitis crónica, es necesario incluir alimentos enriquecidos con zinc. Es abundante en semillas de calabaza y mariscos. La base de la dieta debe ser necesariamente frutas y verduras frescas, así como productos lácteos. Las únicas excepciones son aquellas que pueden aumentar la producción de gas en el intestino.

¿Se puede curar la prostatitis crónica

Las preguntas sobre si la prostatitis crónica se puede tratar por completo preocupa a todos los hombres que se enfrentan a este diagnóstico. El pronóstico de la recuperación depende directamente de la puntualidad de la terapia y su idoneidad.

Es casi imposible deshacerse por completo de la enfermedad. Los pacientes solo pueden lograr una remisión estable, que se observará durante muchos años.

Prevención

Los pacientes deben estar interesados en la prevención de la exacerbación de la prostatitis crónica. Para prevenirlo, debe seguir la dieta correcta, tratar oportunamente los procesos inflamatorios en el cuerpo, tener una vida sexual regular y no olvidarse de los deportes.

Es muy importante que visite a su urólogo con regularidad para realizar diagnósticos de rutina de su estado de salud actual. Los exámenes regulares le permiten determinar oportunamente la patología y comenzar a tratarla.